17Diciembre2017

Cd. Victoria, Tamaulipas, México

La Opinión de Tamaulipas

Director General: Lic. Rodolfo Rojas Martinez

Usted está aquí: Portada Editoriales Capital Político/Ven a Serrano de interino

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

Capital Político/Ven a Serrano de interino

Redacción/ La Opinión de Tamaulipas

Adrián Rueda

Para la próxima elección se necesita a alguien que gane, pues es cuestión de vida o muerte

Ante el cambio de las circunstancias políticas en la CDMX, diversas fuerzas políticas empiezan a semblantear a Héctor Serrano como el posible jefe de Gobierno sustituto de Miguel Ángel Mancera.

Quienes le entienden a la política aseguran que el operador de Mancera puede agarrar todos los hilos de la capital y “sacrificarse” para coordinar el proceso electoral de la ciudad desde el gobierno, tal como lo hiciera en 2012 Marcelo Ebrard.

Argumentan que en la actualidad es el único que tiene los votos necesarios en la ALDF, no sólo del PRD, sino también del PAN, del PRI y hasta de varios morenos, pues desde un principio supo colocar sus fichas en los lugares adecuados para usarlas en el momento justo.

Aunque Serrano jura y perjura que quiere coordinar la campaña presidencial de Mancera, sabe que fuera del Frente Ciudadano, su jefe no tiene la menor oportunidad de ganar nada, por eso estaría dispuesto a hacer el “sacrificio” de quedarse a cerrar la administración.

¿Y por qué su jefe tendría que aceptar que Serrano se quedara en su lugar?

Sencillo, dicen: La elección del próximo año luce más que difícil para el PRD en la CDMX y para la campaña se necesita a alguien que gane —como sea—, pues el resultado es cuestión de vida o muerte para los manceristas.

¿Quién podría manejar a su antojo a los órganos autónomos como el Instituto Electoral y el Tribunal Electoral de la capital, además de usar “como se debe” a la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México contra quienes estorben?

¿Quién podría intimidar a los enemigos y hacerlo sangrar usando todo el poder del Estado?

Que Serrano tendría que abandonar su sueño de ser coordinador de una campaña presidencial y senador de la República, pues ni modo, de buena gana se “sacrificaría” para controlar todo desde el gobierno local.

Como compensación por su “sacrificio”, pediría a cambio candidaturas a diputaciones, alcaldías y, por supuesto, posiciones en el próximo gobierno y en el Congreso local para los suyos.

Se convertiría en un auténtico padrino; pues tendría el control de los abundantes recursos y la facultad de castigar o premiar a los aspirantes.

En la ALDF los apoyarían no sólo el perredista Leonel Luna, también el panista Jorge Romero o el priista Israel Betanzos.

Si Alejandra Barrales fuera la candidata, por ejemplo, le impondría al coordinador de campaña y algunas piezas importantes en el gobierno de coalición que se perfila. O hasta llamaría del bullpen a Armando Ahued o a Víctor Hugo Lobo, con quien hoy hace mancuerna en busca del Senado.

Dicen que si no es Serrano, ¿quién tiene la suficiente perversidad como para frenar a los pejistas a costa de lo que sea y no dejarlos pasar? Y que al final se repita el “haiga sido como haiga sido”, pero se ganó.

Tiene a los partidos, le encanta el poder y suda malicia, por eso desde la oposición aliada empiezan a perfilarlo como el sustituto para que se haga del poder político, económico, legislativo y los órganos del Estado.

Si la terna que Mancera envíe a la ALDF, en la que podrían estar José Ramón Amieva y Manuel Granados, por ejemplo, no pasa, Serrano podrá decir a su jefe: “los diputados no quieren, me sacrifico y quizá a mí sí me apoyen”.

CENTAVITOS… Por cierto, si ese supuesto se diera, Serrano se llevaría a Manuel Granados a la PGJDF; movería a Edgar Amador de Finanzas y quizá a José Ramón Amieva a Gobierno, en lugar de Paty Mercado. Con eso tiene, pues lo demás sería lo de menos.